Valoración y Juicio Clínico




Es la parte más importante de la primera sesión de terapia. Sin una correcta valoración inicial, se corre el riesgo de realizar una terapia no indicada, que en el mejor de los casos no serviría para nada, y en el peor de los casos incluso podría ser contraproducente.

Se crea una historia clínica a través de los datos recogidos en la anamnesis (interrogatorio al paciente) y las distintas pruebas clínicas que sean necesarias, con el fin de recoger todos los datos que puedan ayudarnos a entender qué está ocurriendo, y en qué dirección tenemos que buscar la solución. Para recabar estos datos, cuento con ayudas tecnológicas como:


Ecógrafo

La ecografía musculoesquelética es una herramienta muy valiosa en fisioterapia. Nos permite valorar tejido blando (tendones, músculos, bursa, ligamentos, etc) y también la cortical ósea. Es inócua (se puede realizar siempre que se quiera, no produce radiación), y es especialmente interesante por su inmediatez. Para un fisioterapeuta es de mucha utilidad poder ver por dentro el tejido que luego va a tratar.

Además, permite inspecciones dinámicas y sirve de ayuda para otras técnicas que necesitan de mucha precisión como por ejemplo la punción ecoguiada (inserción de agujas guiándonos con el ecógrafo), o localizar calcificaciones para tratarlas con ondas de choque.

Electromiografía de superficie




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Puede pasar mi acompañante a la consulta? Es preferible que el acompañante espere en la sala de espera, ya que puede interferir en el proceso de la terapia haciendo que el paciente no se relaje igual