Diatermia

Actualizado: 30 sept

Consiste en un tratamiento no invasivo conocido también como "radiofrecuencia", que pertenece al grupo de las electroterapias de alta frecuencia. El tratamiento genera en los tejidos un estímulo debido a fenómenos eléctricos y térmicos. En el ámbito de la fisioterapia, la diatermia se usa sobre todo para tratar:


  • Patologías peri-articulares (bursitis, calcificaciones, etc...).

  • Calcificaciones en tendones.

  • Prevención de lesiones músculo-esquelético-tendinosas.

  • Patologías inflamatorias articulares y tendinosas.

  • Tratamiento de todo tipo de dolor, incluido el visceral.

  • Rehabilitación de todo tipo de lesiones.

  • Recuperación no invasiva del suelo pélvico.

Además, la diatermia se usa en otros ámbitos como medicina estética y fisioestética, patologías dermatológicas, y medicina del deporte.



¿Qué equipo utilizo en mi consulta?


He apostado por el equipo Symphium-One Plus® de la marca Biotecna, empresa afincada en Granada y líder en la fabricación de los equipos médicos más avanzados.


Este equipo ofrece, además de los habituales tratamientos de diatermia capacitiva y resistiva, un innovador cabezal ions-resonance del tipo resistivo bipolar, que amplía las posibilidades del tratamiento.



¿Qué se siente durante el tratamiento? ¿Es molesto o doloroso?


Todo lo contrario. Es muy agradable.

Aunque al escuchar "electroterapia" pensemos en sensaciones de tipo eléctrico, no es el caso de la diatermia. Durante este tratamiento lo único que se siente es una agradable y relajante sensación de calor interno en los tejidos.

Este confort sumado a los excelentes resultados terapéuticos que ofrece, hacen que sea un tratamiento cada vez más usado por fisioterapeutas y más solicitado por los pacientes.


¿Y qué hay de los tóxicos?


La diatermia se aplica con una crema conductora específica para este tipo de equipos. Normalmente suelen ser productos con un alto contenido en parafina y muchos aditivos sintéticos. Personalmente, no me gusta nada trabajar con estos productos, y muchos pacientes comentan que la textura que deja la parafina en la piel no es nada agradable.

Tras la aplicación de la diatermia se suele recomendar al paciente no ducharse inmediatamente para no enfriar los tejidos y así perder parte de la efectividad, por lo que usar cremas texturas pringosas se convierte en un problema.

Además, cada vez hay más conciencia acerca de la presencia de tóxicos y disruptores endocrinos en este tipo de cremas, ya que éstos pueden pasar al interior del organismo (y mucho más en presencia de calor).

Para evitar todos estos problemas, uso siempre productos de la casa Omaïlab, que fabrican cosmética específica para equipos de fisioterapia hecha con ingredientes naturales y libre de tóxicos. En concreto, para el equipo de diatermia, uso la crema de la que tienes toda la información en su web pinchando aquí.

La sensación a la hora de trabajar con esta crema es muy agradable, y además la textura que deja en la piel es la de una crema hidratante, y por tanto no hay necesidad de lavarla después.


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo